Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Tras los cuarenta años de paz en Europa que siguieron a la guerra Franco-Prusiana, el foco más inestable del continente se encontraba en los Balcanes.

El imperio Austrohúngaro era un estado a medio camino entre el absolutismo y la democracia, con un complejo sistema para distribuir el poder entre distintas etnias y someter a un gran número de minorías. Existían graves conflictos internos y estos a su vez se extendían a los países cercanos.

El emperador Francisco José I era extremadamente conservador, tradicionalista y partidario del absolutismo. Nunca consiguió encontrar una solución estable para los problemas de minorías, religiosos, políticos y fronterizos, si bien se las ingenió para mantener al imperio unido durante su reinado. A cambio, consiguió la enemistad de muchos vecinos, entre ellos Serbia, que veía en Austria-Hungría una amenaza constante para su supervivencia.

Fue en Serbia donde nació la Mano Negra, una organización ligada al extremismo nacionalista de ese país, formada principalmente por militares. Entre otras acciones, trataron de desestabilizar al Imperio Austrohúngaro con frecuentes atentados a figuras relevantes del mismo.

Conforme se acercaba 1914, el emperador Francisco José se encontraba cada vez más viejo e inactivo. Su sucesor previsto, Francisco Fernando (o Franz Ferdinand), estaba ya modelando su futura política. A diferencia de Francisco José, pensaba en reformas profundas.

Francisco Fernando ideó un sistema federal para Austria-Hungría, deseaba impulsar la democratización interna y, guiado por la idea de que la guerra era un coste innecesario económica y socialmente, pensó en establecer una paz duradera con sus vecinos. Ya incluso en discursos previos a 1914 expresó su intención de estabilizar la relación con Serbia y dijo no encontrar el más mínimo interés en invadir unas tierras que no encontraba especialmente interesantes.

Se planificó una visita de Francisco Fernando a Sarajevo, capital de la región de Bosnia-Herzegovina del Imperio, limítrofe con Serbia. Existía tensión en el ambiente debido a las maniobras militares de Austria-Hungría cerca de la frontera con Serbia. Algunos miembros de la Mano Negra preguntaron a sus superiores si daban el visto bueno a un atentado. Respondieron que sí a fin de inestabilizar a Austria-Hungría sin reparar en absoluto en las posibles políticas internacionales previstas por el sucesor al trono.

La acción terrorista fue un fracaso organizativo, una verdadera chapuza. Tras varios intentos de disparar a la comitiva que fueron abortados por no encontrar ángulo, lograron lanzar una bomba a su vehículo. Francisco Fernando fue capaz de tomar la bomba con sus manos y tirarla fuera de su coche. Hubo varios heridos tras la explosión pero Francisco Fernando y su mujer salieron ilesos. El terrorista que lanzó el artefacto se había tomado ya una píldora de arsénico para suicidarse.

El peligro parecía conjurado y Francisco Fernando decidió visitar a los heridos en el hospital. De camino, su chófer se perdió por la ciudad y fue a dar por casualidad con Princip, otro de los organizadores del atentado que tomaba un café mientras se lamentaba de su fracaso. Princip lo reconoció y disparó con su arma para después tomar una píldora de arsénico. Fallecieron tanto Francisco Fernando como su mujer. El arsénico que tomaron tanto Princip como su colega estaba caducado y no murieron. Fueron arrestados.

Poco después Austria-Hungría declaró la guerra a Serbia tras un ultimatum no aceptado por este país para investigar lo sucedido en territorio serbio. Rusia, aliado de Serbia, declaró la movilización de sus fuerzas. Alemania, considerándolo una amenaza, declaró la guerra a Rusia. Francia, aliada de Rusia, declaró la guerra a Alemania. El Reino Unido, si bien no tenía parte directa entre alianzas, decidió unirse a Francia para evitar un posible triunfo de Alemania que hiciese peligrar a su propio imperio. Otros países, desde EEUU hasta Bulgaria pasando por Italia o el Imperio Otomano se sumaron en fases posteriores.

La Primera Guerra Mundial estaba servida, con la muerte del político que había pensado en establecer la paz en los Balcanes y a la acción de los terroristas que querían liberar a su pueblo. Desde entonces Serbia fue barrida por el ejército austrohúngaro -con la ayuda del alemán y el búlgaro- que trató con crueldad a la población local. Tras verse libres de ellos con el fin de la Gran Guerra y vivir un inestable y a menudo sangriento periodo de entreguerras, dentro de Yugoslavia, fueron arrollados por el ejército de Hitler. Posteriormente Yugoslavia se convirtió en un estado comunista regido con mano de hierro por Tito. tras su muerte volvió la inestabilidad que derivó en una guerra civil salvaje y despiada. Los intentos de dominar a sus vecinos acabaron con el bombardeo por parte de la OTAN.

A veces es mejor no tener libertadores de la patria cerca.

Algunos enlaces:

Imperio Austrohúngaro

Francisco Fernando

Estados Unidos de la Gran Austria

Inicio de la Primera Guerra Mundial

Gravrilo Princip

Mano Negra de Serbia

Triple Entente

Yugoslavia

La Yugoslavia de entreguerras

Guerra de Bosnia

Orígenes de la Primera Guerra Mundial (Youtube)

Anuncios